Alonso Cano.jpg
Retrato de Alonso Cano
Alonso Cano Almansa
, pintor, escultor y arquitecto. Nació en Granada en 1601 y murió en Granada en 1667 a los 66 años de edad.
Por su contribución en las tres disciplinas y la influencia de su obra en los lugares donde trabajó, se le considera uno de los más importantes artistas del barroco en España.
Familia
Su padre, Miguel Cano, era un prestigioso ensamblador de retablos y su madre, María Almansa también podría haber practicado el dibujo.En 1627 murió, al parecer de parto, su primera esposa, María de Figueroa, volvió a casarse con Magdalena de Uceda. En 1644 su esposa murió asesinada, siendo Alonso acusado de su asesinato, llegando incluso a ser torturado, aunque no se le pudo condenar, al no haberse demostrado que fuese culpable.
Formación
Alonso aprendió sus primeras nociones de dibujo arquitectónico y de imaginería, de la mano de su padre con quien llegó a colaborar desde niño en los encargos de su padre.Hacia 1614 se trasladó junto a su familia a vivir a Sevilla, será en esta ciudad donde este versátil artista, realizó su formación como escultor, aprendiendo al lado de Martínez Montañés, y como pintor, de la mano de Francisco Pacheco, cuya condición de maestro de Diego Velázquez le permitió hacer una gran amistad con el pintor sevillano.
Inicios artísticos
De 1624 data su primer cuadro conocido y firmado, un San Francisco de Borja , expuesto en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, con la inconfundible huella de Pacheco. En esta época seguiría colaborando con su padre en el diseño y ensamblado de retablos.
Docencia
Importantes discípulos suyos fueron los pintores Juan de Sevilla, Pedro Atanasio Bocanegra y José Risueño y los escultores Pedro de Mena y José de Mora entre otros. Fue también profesor de dibujo del príncipe Baltasar Carlos.
Pintor de cámara
En 1638 se trasladó a Madrid, donde el valido de Felipe IV, el conde-duque de Olivares, lo nombró pintor de cámara. Por su proximidad a la corte, Cano pudo conocer las colecciones reales, ricas en pintura veneciana del siglo XVI y las obras de su colega y amigo Velázquez. Todo esto le ayudó en su evolución, del tenebrismo derivado de Caravaggio a un estilo más colorista y de figuras elegantes que a veces recuerdan a Van Dyck.
Estancia en Granada
En 1652 regresó a Granada donde obtuvo el cargo de racionero de la catedral. Allí completó la decoración de la capilla mayor. Sin embargo tuvo constantes enfrentamientos con los canónigos. Consiguió poco después ser maestro mayor de la catedral, aunque al poco tiempo de este nombramiento, murió.
Obra
Visión de San Antonio de Paduo.jpg
Visión de San Antonio de Pauda (Alonso Cano)

La obra de Alonso Cano ha sufrido, pérdidas irreparables a lo largo del tiempo. Incendios, guerras, robos, saqueos, nos han privado de una parte importante de su legado. En la actualidad se halla dispersa y, en ocasiones, oculta o mal conservada; pocas de la obras se encuentran aún en su ubicación original.Sigue siendo, sin embargo, un legado inmenso que abarca, además de pintura y escultura, obras arquitectónicas de relevancia.Mención aparte merecen sus dibujos, de los que se conserva gran número y que permiten seguir el desarrollo de la carrera de este artista y su gran influencia en los ámbitos en los que ejerció su labor (Sevilla, Madrid, Granada).
Estilo
Sus obras fueron, al comienzo de su carrera, una mezcla entre el manierismo italiano y el Barroco. Al igual que Velázquez, evolucionó del tenebrismo predominante en Sevilla a un estilo más colorista, aunque con carácter propio, puede decirse que, junto con Velázquez, su obra supone un punto de inflexión en la pintura española de su época hacía una tendencia más idealista.
Volver a la página de inicio
Fuentes
Alonso Cano. Museodelprado.es
Alonso Cano. Arteespana.comEditor: Feliciano Robles Blanco