Alarcón.jpg
Pedro Antonio de Alarcón
Pedro Antonio de Alarcón y Ariza
, académico, escritor, periodista y político, nació en Guadix (Granada) en 1833 y murió en su finca de Valdemoro (Madrid) en 1891 a los 58 años de edad.
Tuvo una vida ajetreada y azarosa: levantó admiración y displicencia, atracción y rechazo, amistad y rivalidad.
Familia
Cuarto hijo de Pedro de Alarcón Carrillo y de Joaquina Ariza Ferrer, de los diez que llegó a tener el matrimonio. Se casó con Paulina Contreras, con la que tendría seis hijos.
Formación
Fue iniciado por su padre en el aprendizaje de la lectura y la escritura. A los nueve años empezó a estudiar Gramática latina. En 1847 obtuvo el título de bachiller en Granada e inició los estudios de Leyes, que abandonó un año después para emprender los de Teología que tampoco concluyó.
Primeros pasos literarios
En 1848, como miembro de La Tertulia, representó en Guadix tres obras de teatro. Un año después escribió La conquista de Guadix. En 1852 emprendió, junto a Tárrago y Mateos, la edición de la revista El Eco de Occidente.
Traslado de Granada a Madrid
Sus deseos conocer otros mundos le incitaron con 20 años, a realizar un viaje que le llevó por Granada, Málaga, Cádiz y Sevilla, hasta terminar en Madrid. La insistencia de su padre, en que siguiera la carrera eclesiástica, lo devolvieron unos meses después a Guadix.Pedro Antonio se negó a seguir la carrera de Teología y se trasladó a Granada en 1853, donde se incorporó a la asociación literario-cultural La Cuerda granadina. Cuando estalló la Revolución de 1854, tuvo un incidente con un militar que le hizo huir de Granada y trasladarse de nuevo a Madrid.En Madrid empezó en 1855, dirigiendo la revista satírica El Látigo. Su ácida crítica a Isabel II le condujo a un duelo a muerte con el poeta venezolano Heriberto García de Quevedo, que había servido a la reina en la Guardia Real, quien en pleno trance le perdonó la vida.
Etapa viajera
En 1855 viajó a París, para después iniciar un periodo de viajes por toda España que serían la base de una larga etapa de crónicas de viajes. En 1859 se enroló como soldado y corresponsal de guerra en la guerra de África, que le sirvió para escribir el Diario de un testigo en la guerra de África, que fue un éxito de ventas. Otro viaje, a Italia hacia 1860, fructificó con su libro De Madrid a Nápoles.
Alarcón, político
Tuvo una participación activa en el panorama político de su tiempo. En 1863 se presentó como candidato a diputado a Cortes, iniciando una carrera política en las siguientes dos décadas que le propiciaron ser diputado en tres ocasiones, consejero de Estado en 1875 y senador dos veces por Granada (1876 y 1877), y otras dos (1884 y 1886) por la provincia cubana de Pinar del Río.Entre 1866 y 1867, como miembro de la Unión Liberal, sufrió exilio en París y, más tarde, confinación en Granada. En 1868 se sumó a la revolución conocida como “La Gloriosa”.En la azarosa búsqueda posterior de un monarca para España, Alarcón se pronunció por la candidatura del duque de Montpensier. Tras el asesinado de su amigo Prim y el turbulento reinado de Amadeo de Saboya, escribió en La Política, en 1872, el artículo “¿Debe ser alfonsista la Unión Liberal?”, donde apostó abiertamente por el futuro monarca Alfonso XII.
Alarcón, periodista
Su actividad como periodista le llevó a mantener una continua colaboración con la prensa de su tiempo y a fundar algunos periódicos. Muchas de sus colaboraciones se recogieron en el volumen Viajes por España.En Granada, en plena revolución de 1854, fundó La Redención, primer diario que en Granada se declaró de orientación republicana.En plena guerra de África, fundó en 1859 El Eco de Tetuán siendo el primer periódico que se ponía en marcha en esta zona africana. En 1863, en Madrid, fundó La Política.
Alarcón, literatoEl sombrero de tres picos.jpg
Su prodigalidad como escritor la repartió entre los artículos de prensa, relatos cortos, cuentos y obras literarias que escribió. Entre sus libros, cabe destacar:
  • El final de norma (1855).
  • La Alpujarra (1873).
  • El sombrero de tres picos (1874).
  • El escándalo (1875).
  • El niño de la bola (1879).
  • El capitán Veneno (1881).
  • La Pródiga (1882).
  • Recopilación de viajes en Viajes por España (1884).

La conjuración del silencio
Pedro Antonio de Alarcón no llevó muy bien las críticas a sus libros, hasta el punto que sintió con inusitada exasperación y certeza, a su entender, que contra sus obras existía lo que denominó “la conjuración del silencio”. El arrebato lo llevó a apartarse voluntariamente del oficio de narrador tras publicar La Pródiga en 1882.
Análisis de su obra literaria
Hay quien ha catalogado su obra como precursora de la generación del 98 por su libros de viajes, donde hay un conocimiento y preocupación por España, o la angustia metafísica y religiosa que manifiesta en torno al misterio de la muerte, del más allá o de Dios.También se apuntan elementos que anticipan los caminos modernistas o el precedente de los recursos y del humor burlesco, al tiempo que amargo.Hay en sus obras algunos elementos literarios lorquianos al encontrar en ellas una misteriosa vitalidad que las aproxima a las obras de inspiración popular y en las que predominan valores como lo ágil, lo ameno, lo artístico y lo poético. Asimismo se percibe la sensibilidad andaluza ante fenómenos como el de la muerte o lo misterioso.
Su obra literaria en el cine
Muchas de sus obras se llevaron posteriormente al cine:
- El clavo, con Amparo Rivelles y Rafael Durán;- La pródiga, con Paola Bárbara;- El escándalo, con Mercedes Vecino y Armando Calvo;- El capitán veneno, con Fernando Fernán Gómez y Sara Montiel;- El sombrero de tres picos, con Carmen Sevilla.
Academias
En 1875 fue elegido Miembro de la Academia de la Lengua. Tomó posesión en 1877 con el discurso, Belleza, Verdad y Bondad en el arte
Reconocimientos honoríficos
Su participación en la guerra de África le propiciaron dos reconocimientos honoríficos:Pedro Antonio.jpg
  • Cruz de María Isabel Luisa, pensionada con diez reales mensuales,
  • Cruz de San Fernando.

Volver a la página de inicio
Fuentes
El contenido de esta biografía ha sido aportado por el escritor Antonio Lara Ramos, haciendo un resumen de los aspectos más relevantes de Alarcón contenido en el libro biográfico que le tiene dedicado.
Editor: Feliciano Robles Blanco